martes, 16 de marzo de 2010

José (Pepe) Franco | ENLAZADOR DE MUNDOS


video

Tuyomasyo presenta a José (Pepe) Franco en "Ferrari".
© Este vídeo es una creación de Lunáticas Producciones, realizado y dirigido por Ricardo Vega en París 2007.






Aló, mesié Rusó…

Por Orlando Hernández


Estás en medio de la selva y oyes sonar el timbre del teléfono. O todo lo contrario. Vas a cruzar Belascoaín y presientes que un enorme leopardo está siguiéndote. “Aunque quizás sea sólo jirafa” -te dice con la más valiente de las voces. Porque no eres tampoco un cobarde. Y has leído que muchas veces las jirafas no existen. Las inventamos, sencillamente. Eso es. No obstante, lo mejor en uno y otro caso es quedarse tranquilo. No contestar. No salir corriendo. Un artista debe saber conservar su sangre fría. “Pero, ¿si no es una jirafa?”. Apura el paso discretamente y comienza a tararear una débil canción. Oyes o lo lejos el ring. El rugido. Por fin llegas a casa. Preparas tu lienzo y enciendes le motor del aerógrafo. Ya estás a salvo. Aunque la manguera del compresor se ha comenzado a mover de una manera un poco rara. “Pura imaginación" -y te sonríes incrédulo cuando la sientes enroscarse en tu pierna derecha y subir.“Mañana le aviso al mecánico”- piensas. Soplas un par de manchas y te haces el desentendido. Pintas dos, tres hojas. Un tronco quiazas una flor. “No es lo mismo el pincel que el aerógrafo, ni el blanco y negro que el color, y sin embargo, la atmósfera es idéntica”- y das pasitos atrás para confirmar el efecto. Te asombras, te embelesas, pero sabes que el leopardo sigue ahí. Y el timbre sigue sonando.



“-Con mesié Rusó, por favor”- escuchas del otro lado de la línea. “-¿De parte?”- contestas, porque sospechas que esto no puede ser un chiste. ¿Cómo van a saber si nadie ha visto lo que estas pintando? Parece que esto va en serio. Así que cálmate. El cuadro esta quedando bien. Eso es lo único que debe preocuparte. L agente se va a llevar una sorpresa. El mismísimo Aduanero va a saltar de alegría en su tumba. (Ring...!) Has pintado un sabroso coctel de tecnología doméstica y espíritu silvestre. Y por si fuera poco , lo has calzado con tus gustos por la pintura naif. Por esos elegidos de la e espontaneidad que animan desordenan tranquilamente la historia monótona del arte. Por el viejo y sabio Rousseau. ¿La gente será ciega? Hay algo nuevo aquí. (Grrr…!) Distinto, quiero decir. Otro nivel de simbiosis sígnica que informa sobre regularidades inéditas en el comportamiento simbólico de la pintura de José Franco, como se verán obligados a decir los teóricos. Porque a esos cabrones jamás los ha perseguido un leopardo desde Centro Habana. Ni han visto siquiera cómo después del almuerzo, y libres ya de platos y manteles, las mesas dan tímidos pasos en dirección al cuarto o a la sala según sean sus costumbres. Aunque también recuerdas con orgullo que en la Bienal pasada algunos veladores te confesaron con maliciosa simpatía que todas las noches colocaban pequeñas cuñas bajo las patas de tu obra (“para que no se molestaran los turistas ni asustaran a los niños”). Pero los veladores son gente muy especial. ¿Alguien recuerda al poeta Lázaro Padrón y al dibujante Guillermo Pedreguera? Todos velan, vigilan y ven mucho más que el resto de los mortales. Aunque nadie les pida opinión sobre estas cosas.



Pero estábamos en que tu cuadro está quedando bien y que por nada del mundo ibas a perder la serenidad. Si la jirafa vuelve a sacar su ridícula cabecita pecosa por tu ventana, mira hacia otro lado. Quieres distraerte, confundirte. Y tu trabajo es pintar. O dibujar. O hacer lo que te de la gana con mesas, teléfonos y demás miembros del reino animal. Eres el único tipo en toda la pintura cubana que ha podido reírse de las rallas del tigre. El Tartarín de Tarascón que tanto necesitamos en esta época de envanecidos cazadores. Por lo tanto, ánimo. Ponte a dibujar y olvídate de la serpiente. Como todas, terminará mordiéndose la cola. (¿No es tu cuadro –como el otro dibujo- una alegre metáfora sobre la circularidad del tiempo?) De cualquier forma mañana viene el mecánico y asunto concluido.



Dibuja y relájate. Qué te importa el op, el pop, el minimalismo y todas esas alimañas. Nadie podrá colgar en la pared sus invisibles pieles. Son trofeos falsos. Caza menor. Ponte cómodo y deja ya de apuntarle a tus presas. En la peor manera de atinar. ¿A que disparas? Escucha esta pequeña historia de Chuang Tzu: un hombre tenaz logro en tres años dominar el arte de matar dragones y el resto de sus días no tuvo ni una solo oportunidad de ejercerlo. Prepárate entonces para cazar dragones. Solo dragones, El resto es puro zoológico. Diversidad. Confusión. Apariencia. Has un solo dibujo de todo lo visible. Ya has visto como el tigre esta en la cebra y la jirafa en el leopardo. Los has dibujado bien. Todo es uno. ¿Para qué ibas enumerar los infinitos rostros? La pluma es hierba. La hierva, carne. Fíjate como Yanka mordisquea su destrozado gallo plástico como si fuera uno real. Termina de una vez el cuadro. Qué más da que seas tu o sea otro quien firme ahí debajo. Quizás algún desconocido volverá a firmarlo. Y cada vez que cuelguen el teléfono, aquel jaguar de 1910 vendrá corriendo a devorar a su caballo blanco.



Imágenes cortesía de José Franco


Más Info sobre José Franco:
http://tallerfrancoarte.blogspot.com/

Info sobre otros trabajos de Ricardo Vega:
http://www.youtube.com/user/RICKYPARIS


4 comentarios:

  1. Que buen texto de Orlando, define muy bien a Pepe je, je, je.... Gracias y felicidades por el blog te iré siguiendo

    ResponderEliminar
  2. Pepe, te estàs vistiendo de largo asere, un abrazo juan carlos rivera, desde buenos aires.

    ResponderEliminar
  3. Pepe lo tuyo es mucho, esa foto tirado en el sofá es genial je, je, je... Como dice Goya "El sueño de la razón produce monstruos" je, je, je... Abrazos Pedro.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todos por vuestros comentarios un abrazo. M

    ResponderEliminar