miércoles, 14 de septiembre de 2016

ÁNGEL ALONSO | BREVE TRATADO DEL HOMO CITADINUS



Por Maikel José Rodríguez Calviño




Ángel Alonso en la inauguración de su muestra

Imagen por cortesía de Jorge Mata




Alguien escribió en cierta ocasión que, entre las grandes potencialidades del arte, destaca su capacidad para ofrecer un diálogo abierto sobre la complejidad del mundo y de la existencia. En esta relación polívoca praxis/representación, el creador se mediuniza, es decir: se transforma en un vehículo que detecta problemáticas, condensa subjetividades, llama la atención sobre determinadas zonas conflictivas de su realidad inmediata, y lo hace gracias a la obra artística, misterioso imperio de los símbolos, donde quedamos reflejados per speculum et in aenigmate.


Siempre que me enfrento a la pintura de Ángel Alonso, no puedo evitar relacionarla con la vida misma, ni valorar al artista lejos de su función catalizadora, de superficie azogada. Así, los conflictos que sufre el hombre contemporáneo —consumido por las relaciones de poder, gestor de la doble moral, Teseo en un laberinto tecnocrático— es develado en todo su esplendor. No faltan aquí la ironía y el sarcasmo, o el consciente regodeo en disquisiciones intelectuales que nos muestran al Homo citadinus en esa lucha cotidiana por alcanzar la trascendencia, incapaz comunicarse y de reconocer públicamente el descalabro que sufre la civilización occidental, donde ya no queda libertad, igualdad ni fraternidad para nadie. 






    De derecha a izquierda Cuando se abandona el Tao


                               
 
 

Como es arriba es abajo

Imágenes por cortesía del artista y Jorge Mata




La obra de Ángel Alonso es incómoda, difícil de digerir, pues nos muestra tal cual somos, y a nadie le gusta que le autopsien el alma a plena luz del día. En ella, el hombre de la cultura urbana, el urbanita —que ya no teje, construye por motu proprio, habla tête-a-tête ni camina, pues compra ropa industrial talla estándar, se instala en cuevas prefabricadas y anuncia su mayoría de edad con la posesión de un celular o un automóvil— lucha a brazo partido para sobrevivir clonándose a sí mismo, rindiendo culto a las banderas de turno, escarbando en los vertederos de la modernidad, urdiendo falacias que justifiquen su presencia en este mundo.


Sin embargo, no todo está perdido. Hay en ciertas pinturas de Ángel un reducto esperanzador, un mañana latente, utópico y acrónico, que impele a sus macizas figuras alzar el vuelo en blancas alas y seguir buscando nuevos horizontes donde anidar, esta vez, quizás para bien. 


Tal vez allí logremos olvidar que, según palabras del polaco Friederich Dürrenmatt, la sociedad moderna nos acuna como una selva civilizada, y no somos más que hombres primitivos, lógicos hijos de los tiempos que corren. Quizás allí encontremos la verdadera esencia de las cosas, y hagamos de la vida un canto a la vida, libres al fin y para siempre de los lastres que nos deshumanizan. A fin de cuentas, la esperanza todavía no es crimen en ninguna parte del mundo.




La Exposición El Ego y la caja de Pandora de Ángel Alonso quedó inaugurada el pasa miércoles 17 de Septiembre a las 3.30 p.m. en la Casa Memorial Salvador Allende, sita en calle 13 No. 504 entre D y E, Vedado. La muestra estará expuesta al público hasta el próximo mes de septiembre 


Otras imágenes de la inauguración







El oscuro poder del curador

Imágenes por cortesía del artista y Jorge Mata










La orden

Imágenes por cortesía del artista 










Inauguración de la muestra

Imágenes por cortesía de Jorge Mata









Plano de substancia etérica
Imagen por cortesía del artista

 







Puertas

Imagen por cortesía del artista 










Acuerdo

Imagen por cortesía del artista













El aventurero

Imagen por cortesía del artista










Inauguración de la muestra

Imágenes por cortesía de Roberto Bello









La horda

Imágenes por cortesía del artista y Jorge Mata




Para más información sobre Ángel Alonso visite los siguientes enlaces:

http://angelalonso-artist.blogspot.com/
http://angel-alonso-artit.culturalspot.org/
 


   



   


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada